Loading...

miércoles, 19 de enero de 2011

El goloso y casto Lamar Odom se confiesa: "Aprendí de los camellos que vendían droga"

Lamar Odom, polivalente alero de los Lakers, ha dado el salto al estrato del mundo del espectáculo gracias a su boda con Khloé Kardashian, una de las famosas hermanas Kardashian.
"En la calle aprendió de los chicos que jugaban a baloncesto y de los camellos que vendían droga... era una mezcla de todo"
El magnífico jugador de la NBA se ha convertido en una figura mediática, lo que le ha servido para llenarse los bolsillos con un 'reality' sobre su vida y hasta para llamar la atención de una revista como Playboy.
En su edición de febrero la histórica revista del conejo charla con un Lamar Odom que, a parte de desvelar algunas de sus intimidades, también habla de baloncesto.
En la entrevista el periodista Jason Buhrmester confirma que la leyenda de que Odom es un adicto a las golosinas es cierta: "lleva una gran bolsa con con anillos de gelatina y barras de chocolate".
"Mi gran mierda es una contradicción, un enigma. Nunca fui un mal tipo y nunca hice daño a nadie, sólo quería jugar a baloncesto"
Sobre su vida íntima Odom no oculta que Khloé, "no es bajita", le ha cambiado la vida, "no quería novias porque pasaba de responsabilidades, y ahora tengo la responsabilidad de llamarla, de no estar con otras... Si la perdiese me dolería mucho", y destapa que trató de no mantener relaciones sexuales con ella hasta estar casados: "Lo intenté... Quería esperar. Me sentía bien con un abrazo o un beso".
Desmiente que su matrimonio sea un montaje para lucrarse y promocionarse ambos.
Odom abre su corazón y cuenta que uno de los puntos de inflexión de su vida fue cuando tenía 12 años y su madre murió de cáncer de colon., "mi concentración cambió y me hice individualista y frío", y también habla de su dura infancia en el barrio de Queens. "En la calle aprendió de los chicos que jugaban a baloncesto y de los camellos que vendían droga... era una mezcla de todo".
"Me sorprendí de lo que disfruta Jack Nicholson con el baloncesto y de lo duro que es con los árbitros... los manipula"
En aquellos duros años mozos coincidió mucho y compartió correrías con Ron Artest, su ahora compañero en los Lakers: "Ron era de Queensbridge Housing Projects y jugábamos en el mismo equipo callejero, los Brooklyn Queens Express. Jugamos juntos muchos torneos. Siempre supe que Ron llegaría a la NBA".
Sobre sus polémicas en la NCAA y en sus primeros años en la NBA explicó que "si lees una biografía de mi mierda pensarás que en aquella época estaba enfadado, pero era feliz. Mi gran mierda es una contradicción, un enigma. Nunca fui un mal tipo y nunca hice daño a nadie, sólo quería jugar a baloncesto".
"Fumar marihuana cuando estaba en los Clippers fue una de las cosas que nunca debí hacer. Pero todo es un proceso de aprendizaje"
"Fumar marihuana cuando estaba en los Clippers fue una de las cosas que nunca debí hacer. Pero todo es un proceso de aprendizaje", cuenta el actual jugador de los Lakers.
Relacionando el mundo de la farándula con el baloncesto Lamar Odom explica su punto de vista sobre Jack Nicholson, el seguidor más famoso de los Lakers y el gran terror de los árbitros a pie de pista: "Me sorprendí de lo que disfruta Jack Nicholson con el baloncesto y de lo duro que es con los árbitros... los manipula".
Sobre quién es mejor, si su compañero Kobe Bryant o su amigo LeBron James, apuesta diplomáticamente por el primero: "Ambos son grandes jugadores.... pero siempre hay que apostar por el de tu equipo".

1 comentario: